Serendipia una casualidad que acabó convirtiéndose en Poleomenta

¿Creeis en las casualidades o coincidencias? ¿En que las cosas pasan por algún motivo en especial, que al principio puede que no entendamos, pero que luego todo encaja y cobra sentido? Una cosa lleva a la otra hasta que, de repente, ¡zas! ocurre lo inesperado.

Es una serendipia, un descubrimiento o hallazgo que no esperas, y que se produce cuando estás buscando otra cosa distinta.

IMG_0865

Yo estudié Derecho y, antes de terminar la carrera, empecé a trabajar en un despacho de abogados. Aunque mi abuela me enseñó a tejer cuando era pequeña, y todavía recuerdo como se desesperaba conmigo porque apretaba demasiado los puntos y no tenía nada de paciencia, no había cogido unas agujas ni nada parecido en años, es más, era un auténtico desastre cosiendo o haciendo manualidades para el colegio de los niños.

Entonces llegó mi tercera hija, Alejandra, y con ella un reposo relativo dos meses antes de dar a luz y mi madre que me dice “¿porqué no haces punto de cruz para relajarte?”: Los ojos se me pusieron como platos, ¿punto de cruz? ¿y eso cómo se hace?…

IMG_5610

Y lo que empezó como punto de cruz para relajarme, acabó llevándome a coger las agujas otra vez, hasta convertirme en una loca del punto. Elena y yo llegamos incluso a montar en el colegio de los niños un club de punto. Y lo más gracioso de todo es que nuestras amigas y las mamás del cole nos empezaban a pedir que les tejiéramos cosas para sus niños. Una idea empezaba a formarse y había que darle un nombre.

IMG_5171 IMG_1513

¿Y porqué Poleomenta? la idea fue de mi querida amiga Noelia que me dijo “a tí te encantan las infusiones, los tés… ¿porqué no Poleomenta?” Y pensé, pues es verdad, para mí la tarde perfecta es un día de lluvia, un sofá, una manta, una infusión y unas agujas para tejer algo bien calentito. Así que, sin pensarlo mucho la verdad, ese fue el nombre elegido.

Y entonces un día Elena, otra loca del punto y 100% tecnológica, me dice “¿y si montamos un blog?” ¡¡Madre mía!!, pensé, pero si ni siquiera tengo Facebook ni sé cómo se usa… Y así fue como, poco a poco, nació Poleomenta, y Elena y yo nos embarcamos en esta aventura de tejer y coser de forma artesanal, como lo hacían nuestras abuelas.

026poleomenta040poleomenta IMG_0529

Ahora tengo que reconoceros que soy adicta a tejer y a las redes sociales (Facebook, Instagram y Twitter), ¡¡yo que siempre he renegado de ellas!!

Y vosotras, ¿habéis vivido algún momento de serendipia en vuestra vida? ¡Seguro que sí!

 

  1. Hola Sandra! He estado también en el curso de Nuria y he llegado a tu blog que sigo en instagram desde hace tiempo. Otra serendipia? El caso es que me encanta lo que hacéis y me dais un poco de envidia ver qué habéis conseguido materializar este sueño tan bonito. Yo tengo muchos pero me falta pasar a la acción. Que sepas que sois todo inspiración para mi. Un abrazo,Caru

    1. ¡¡Hola Caru!! Muchísimas gracias por tus palabras. Yo creo que si tienes un sueño tienes que luchar por él porque las cosas que se hacen con pasión se notan. Así que ¡¡lánzate!!.

      Un beso enorme,

      Sandra

  2. a mi me parece un planazo…. soy autodidacta, coso y tejo un poquito, pero no me podriais enseñar??????Vivo en Valencia también.

    1. ¡Hola Mila! Estoy pensando organizar una knitting party para primavera. Estate atenta que lo anunciaré en las redes sociales.

      Besos,

      Sandra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡No te pierdas nada! Suscríbete a la newsletter

Para que te enteres de todo antes que nadie, para que no te pierdas cosas que te gustaría encontrar, para llevarte sorpresas, ideas y sonrisas… para ti