Propósitos de año nuevo. No tienes tiempo porque no quieres

"Nosotros debemos ser el cambio que deseamos ver en el mundo" (Gandhi)

¿Y si tu único propósito de este año 2021 fuera simplificarte la vida? Hacer las cosas de una forma más sencilla, pero a la vez eficaz y eficiente, para poder alcanzar las metas que te propones y tener más tiempo para ti misma.

Cuando comienza un nuevo año siempre nos llenamos de buenos propósitos: ser más eficiente en el trabajo, tener más tiempo para mi, hacer deporte, comer sano… ¡y los empezamos con muchas ganas e ilusión!. Sin embargo, conforme avanzan los días, las semanas y los meses, nuestros ánimos decaen y con ellos esos buenos propósitos que nos habíamos marcado al principio del año.

Y es entonces cuando aparece la excusa de siempre: «No tengo tiempo» «No llego a todo» «La vida no me da»…

Ya os he contado alguna vez que, para mi, fue fundamental el método FASE (foco, atención, sistematización, energía) de Agustin Peralt, con el que trabajó desde hace unos años, y que me ha ayudado a lograr el equilibrio en mi vida para poder compaginar mi trabajo como abogado y en Poleomenta con mi vida como madre de tres niños y, al mismo tiempo, tener tiempo para hacer las cosas que me gustan (yoga, nadar, leer, ir al cine, salir con amigos…).

Para conseguir esa organización que todas queremos es necesario poner foco y atención plena en lo que estamos haciendo, y eso a veces es muy difícil de conseguir ¿verdad? porque cuando no es una llamada de teléfono, es un WhatsApp, o es uno de los niños pidiéndote algo. Sin ir más lejos mientras escribo este post, sentada en la mesa de la cocina y con la cena en el horno (que tengo que controlar de vez en cuando para que no se queme) ha entrado mi hija Celia para preguntarme una cosa del cole…

Realmente, ¡así es imposible concentrarse, disponer de tiempo y terminar algo!, y luego siempre vamos quejándonos de ello (qué mala imagen da la queja constante o no cumplir compromisos excusándonos en que no podemos llegar a todo), y sufriendo las consecuencias de acabar los temas importantes tarde y mal.

La cuestión es que nos sobran un montón de distracciones. 

Es decir, la solución no viene por trabajar más horas o hacer más cosas, sino por hacerlas de la mejor manera posible, con estas 10 claves:

  1. Cambia tu creencia y conciénciate. Con organización se puede tener tiempo para todo, y en la mayoría de los casos sólo depende de ti.
  2. No seas permisiva contigo misma a la hora de evaluarte en los 8 puntos restantes. Es importante que seas crítica y que, al analizarte, te des cuenta de que el “a veces” o  el “más o menos” no es como deberías hacer las cosas.
  3. Ten identificados los objetivos de tu área de responsabilidad y las distintas tareas asociadas a estos objetivos, que suelen ser varias. Esto sí es lo que debe mandar en tu día frente al teléfono, mail, interrupciones de personas, etc.
  4. Señala cuáles de esos objetivos suponen tu 20-80, es decir, aquellos que suponen solo el 20% de todos los objetivos, pero que suelen significar el 80% de los resultados finales de tu área. Son los más importantes pero, curiosamente, muchas veces los dejamos para el final.
  5. Haz una lista de tus robatiempos, malos hábitos y tareas de no valor añadido diseñando un plan de minimización para cada uno de ellos. Además, realiza esto de una manera continua en el tiempo, ya que siempre aparecen nuevos mientras corriges los antiguos. Delega si es posible, las tareas que puedas.
  6. Planifícate la semana con antelación, fijando franjas horarias donde puedas dedicar tiempo con “atención plena” a tareas de tu 20-80. Intenta dejarte las primeras horas del día, las de máxima productividad para tareas con cierta complicación. En resumen, prepara los temas gordos a primera hora con suficiente tiempo y con atención plena.
  7. Planifica cada día al comienzo del mismo (o la tarde anterior) con objetivos claros. Cierra el día analizando lo logrado, agradeciendo alguna cosa que hayas aprendido o que te haya ayudado y corrigiendo malas prácticas si se han dado. Yo tengo una agenda en la que lo apunto todo, y os aseguro que escribir ayuda muchísimo.
  8. Haz deporte, duerme bien y come mejor. Para ser productivo, el organismo tiene que estar en su estado óptimo y para ello, la práctica de al menos 30 minutos de gimnasia diaria, junto con 7 horas de sueño y 5 comidas diarias son clave. Cuando por fin lo logras hacerlo, descubres cómo tu nivel de energía vital sube y te arrepientes de no haber empezado antes esta vida más sana.
  9. Lee artículos y libros y asiste a seminarios sobre gestión del tiempo para ir dejando paso a algo que será determinante en tu felicidad laboral y personal. Todas las personas que logran gestionar bien su tiempo evitan el estrés y la ansiedad, y logran mayor calidad en su trabajo y mayor felicidad laboral.
  10. Fija tu primera tarea fundamental de la semana que será tiempo para observar cómo gestionas tu tiempo. Paradójico, pero súper necesario.

Y ahora, papel, boli y a autoevaluarte. Y por supuesto, deberes para mejorar.

¿Sabías que el 80% de los propósitos que hacemos al principio del año, la mayoría relacionados con la alimentación, el ejercicio físico, el trabajo y la necesidad de disponer de más tiempo para nosotras, no se llegan a cumplir por falta de organización y de tiempo? Empezamos con mucha energía e ilusión pero, conforme avanzan los días, las tareas del día a día tanto dentro como fuera de casa nos comen, y la falta de organización y de foco nos llevan a incumplir esos buenos propósitos.
 
¿Te gustaría organizarte mejor y ser más productiva?
Agustin Peralt y yo hemos organizado un Webinar gratuito el próximo 26 de enero, para ayudaros a lograr los propósitos del año. ¡Ahora es el momento de cambiar tus malos hábitos!

  1. !!!Me fascinan tus mensajes de ánimo tus labores y todo lo qué nos enseñan!!!❤️❤️❤️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡No te pierdas nada! Suscríbete a la newsletter

Para que te enteres de todo antes que nadie, para que no te pierdas cosas que te gustaría encontrar, para llevarte sorpresas, ideas y sonrisas… para ti