Tejiendo un sueño en la knitting party Poleomenta

 "Si quieres construir un barco, no reúnas a la gente para recoger madera, ni le asignes tareas y trabajo, más bien, enséñales a anhelar la eterna inmensidad del mar" (Antoine de Saint-Exúpery)

Como os he ido contado en Instagram y Facebook el sábado pasado organicé una #knittingparty en mi casa de Jávea. Invité a 10 personas, las primeras que se apuntaron, a tejer y hablar de sueños y de superación personal.

Para mi Poleomenta es un sueño hecho realidad que me ha ayudado (y lo sigue haciendo) en momentos difíciles de mi vida, pero esta es una historia que os contaré en otro momento. Lo que yo quería para la knitting party no era solo tejer, sino también compartir los sueños y anhelos que todas las mujeres tenemos, y cómo podemos quedarnos en un simple sueño… o convertirlo en una realidad a través de la acción.

Al fin y al cabo, tejer es como materializar un sueño, ya que imaginas algo y lo haces realidad sólo con tus propias manos.

Muchas veces me pregunto ¿es la imagen de futuro la que determina el éxito, o es el éxito el que determina un futuro exitoso? Ahí os dejo la pregunta…

Lo importante no es el punto de llegada sino el punto de partida, mi visión, la que hoy me hace caminar y luchar por lo que quiero. Esto implica sacar de mi cabeza la palabra fracaso porque, aunque nadie me garantiza que lo vaya a conseguir, de lo que estoy segura es de que por el camino voy a aprender un montón… “no sabrás hasta que altura puedes llegar hasta que no abras tus alas”.

Y ahora sí os cuento todos los detalles de cómo lo organicé.

Cuando hago algo en casa, una de las cosas que más me gusta son los preparativos. Para esta ocasión pensé que lo mejor sería hacer una merienda, para que no hiciera tanto calor, y montarla en el césped de casa bajo la sombra del limonero.

Me ayudaron con los preparativos de la knitting party  O´Food, Cheval Blanc, Casa Laborda y Ruvi Flor, y desde aquí quiero darles las gracias.

Para merendar preparé un bizcocho de espelta con ingredientes ecológicos de O´Food (os dejaré la receta en el blog), galletas de Paul and Pippa, que están riquísimas, limonada (con la última cosecha de limones del limonero de casa) y agua de fresas.

La prenda que elegí para tejer esa tarde fue un cuello de ganchillo, que se teje fácilmente tanto para las que no lo habían hecho nunca como para las expertas y que, además, la mayoría se llevó puesto. Lo hicimos con algodón Nomade de Cheval Blanc que podéis encontrar aquí, tejido con un ganchillo de 4,5 mm. Os dejo el patrón por si os apetece hacerlo:

  • 1ª pasada: hacer 56 cadenetas
  • 2ª pasada: hacer dos cadenetas de altura y tejer todo con medio punto alto
  • 3ª pasada: hacer dos cadenetas de altura, *dos puntos altos, dos cadenetas y dos puntos altos en el mismo punto, dejar dos puntos sin tejer*, repetir lo marcado entre * hasta el final
  • 4ª pasada: hacer dos cadenetas de altura, *tres puntos altos, dos cadenetas, tres puntos altos en el hueco de las dos cadenetas de la vuelta anterior*, repetir lo marcado entre * hasta el final
  • Para rematarlo y que quede más bonito podéis hacer una vuelta de punto raso en todos los puntos.

Pero lo mejor de todo fue la compañía, conocer a mujeres fantásticas que me enseñaron que el mundo 2.0 acerca a las personas y que, aunque cada una de nosotras seamos diferentes y tengamos nuestras propias circunstancias personales, hay dos cosas que nos unen: la pasión por tejer y la ilusión por hacer nuestros sueños realidad a través del esfuerzo y la perseverancia.

¡Gracias por compartir conmigo una tarde más bonita!

Que se repitan más tardes como esta…

¡Besos y feliz finde!

 

 

  1. Qué pena vivir lejos de Javea!
    Lo pensé cuando lo anunciaste y más ahora viendo el plan tan ideal que has preparado.
    Me encanta tu página!
    Que tengas buen verano!!
    Paloma

  2. Hola otra vez!
    Yo te sigo desde México. Que ganas de haber estado compartiendo con todas ese día tan especial. Gracias por darnos la receta del cuello. Moría por hacerles unos a mis nietas pues se ven padrísimos!!
    Saludos!

    1. ¡Hola Tinina!

      Me alegro de que te haya gustado. Es todo un honor que me sigas desde tan lejos 🙂

      Un beso grande,

      Sandra

  3. Que chulo y que especial!! Lo preparaste con muchisimo gusto y se nota en el resultado……. que lastima haberme pillado tan lejos….. hubiera sido un placer conocer a tanta gente intersante!! Un beso enorme

    1. ¡Hola Silvia!

      Mil gracias, me alegro de que te guste lo que preparé. La verdad es que tendré que repetir en algún otro sitio de España porque me lo estáis pidiendo mucho.

      Un beso grande,

      Sandra

  4. Precioso todo, así da gusto hacer crochet 🙂

    He intentado hacer el cuello y no sé qué hago mal que no queda redondo perfecto si no sobrepongo los lados. Las dos cadenas de subida cuentan como un punto? 🙁

    1. Hola Sara,

      ¡Muchas gracias por tu mail! me alegro de que te guste lo que hago. No sé que puede ser. Las dos cadenetas de altura no cuentan como punto. Intenta sino poner menos puntos para que te queda un poco más pequeño.

      Un abrazo,

      Sandra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡No te pierdas nada! Suscríbete a la newsletter

Para que te enteres de todo antes que nadie, para que no te pierdas cosas que te gustaría encontrar, para llevarte sorpresas, ideas y sonrisas… para ti