Mi receta de tartar de atún

Hoy os traigo algo distinto a ovillos y agujas, mi receta de tartar de atún, facilísima y que me ha sacado de más de un aprieto en cenas multitudinarias.

Ya os he contado alguna vez que, además de tejer, me encanta cocinar, me relaja mucho. Tiendo a asociar sentimientos a distintos tipos de comida y, según el día y como esté yo, me apetece cocinar un plato u otro. Por ejemplo, si es invierno y has tenido un día muy largo y cansado, lo mejor es una sopa calentita y reconstituyente, los domingos son para hacer magdalenas o bizcocho con los niños y no hay nada mejor para una cena con amigos que una tortilla de patata y croquetas de pollo.

Me gusta hacerlo todo casero (caldo de cocido, tomate frito, salsa bolognesa, croquetas…) y, como entre semana voy muy liada (como todas) suelo cocinar los fines de semana, y luego congelo lo que he cocinado, para así ir sacándolo entre semana según el menú que tenga organizado.

La mayoría de las recetas que hago son recetas familiares, de esas que pasan de generación en generación, que comía cuando era pequeña y que ahora hago para mis hijos.

Mi hija la mediana quiere ir a Master Chef Junior así que cocinamos mucho juntas, y es un plan que me chifla para pasar más tiempo con ellas.

Aquí os dejo la receta de mi tartar de atún.

Los ingredientes que necesitáis son:

  • Atún fresco, que tiene que estar previamente congelado porque se come crudo
  • Tomates (a mí los que más me gustan son los valencianos)
  • Aguacates
  • Cebolla tierna
  • Salsa de soja
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen
  • Cebollino

Y estos los pasos para hacerlo:

  1. Lo primero que hay que hacer es cortar el atún en trozos pequeños y ponerlo en un cuenco, cortamos también la cebolla tierna y la añadimos al atún.
  2. Ponemos la salsa de soja (yo suelo ser generosa con ella porque me gusta mucho), una pizca de sal y el aceite de oliva y lo mezclamos todo bien.
  3. Añadimos el cebollino cortado en trozos pequeños.
  4. Reservamos en la nevera. Si lo hago para una cena, suelo pepararlo por la mañana, luego dejo el atún en la nevera macerando y lo saco una hora antes de servirlo para que no esté tan frío.
  5. Para montarlo lo preparo tanto en cuencos individuales como en un recipiente más grande para que luego cada uno se lo  vaya sirviendo. Pongo una base de tomate cortado en trozos pequeños, una base de aguacate también cortado en trozos pequeños y el atún.

Os he preparado este vídeo para que veáis como lo hago yo.

 

¡A cocinar y tejer mucho este fin de semana!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡No te pierdas nada! Suscríbete a la newsletter

Para que te enteres de todo antes que nadie, para que no te pierdas cosas que te gustaría encontrar, para llevarte sorpresas, ideas y sonrisas… para ti