Tu felicidad solo depende de una persona, y esa persona eres tú

Madurar es entender que no todo tiene que ser perfecto para ser feliz

Desde pequeñas nos han enseñado que tenemos que cuidar de los demás, a veces incluso antes que de nosotras mismas.

Hace unos años yo estaba en un bucle infinito, sin nada de tiempo para mi, compaginando mi trabajo por cuenta ajena con los niños y la casa, estresada y cansada de ir todo el día corriendo de aquí para allá y, si conseguía sacar algo de tiempo para mí, me sentía culpable… cosa que creo que nos pasa a muchas 😉

Sin embargo, desde hace unos años he cambiado por completo esa forma de pensar. El hecho de estar sola con tres niños y dos trabajos completamente diferentes, me ha hecho darme cuenta de que tengo que cuidarme porque, si yo estoy bien, lo demás también lo estará.

Y es que… 

Quererse a uno mismo no es egoísmo, sino algo completamente necesario

Por eso, yo he empezado a cuidarme tanto por dentro (con el deporte, una dieta sana y haciendo pequeñas cosas que me hagan sentir bien), como por fuera (cuidando mi piel). Y, para esto último, os cuento el descubrimiento que he hecho este verano.

Después del confinamiento y todo lo que hemos vivido este año, que no ha sido fácil, notaba mi piel muy apagada por el estrés, uso de la mascarilla y demás, así que decidí hacerme un estudio dermofacial en la Farmacia Salomé, en Jávea. En ese estudio, que es totalmente gratuito, analizan la elasticidad, hidratación, pigmentación y sebo y, en función de tu tipo de piel, te recomiendan los productos más adecuados y te hacen una rutina personalizada de cuidado facial.

Hasta ahora no había hecho nunca nada por estilo, y elegía las cremas que utilizaba en función de lo que me recomendaban o lo que yo creía que sería mejor, sin saber exactamente si serían las apropiadas para mi tipo de piel.

Esta fue la rutina personalizada que me hicieron y que he utilizado todo el verano:

DÍA

NOCHE

TRATAMIENTO SEMANAL

¡Y me está gustando muchísimo! Sin contar esos momentos de relax para mi sola cuando me hago el tratamiento de exfoliación y mascarilla una vez a la semana 🙂

Además seguro que la vuelta a la rutina, después de todos estos meses tan diferentes, es más fácil si nos dedicamos un poco de tiempo a nosotras mismas, ¿verdad?.

Aquí os dejo el enlace a su web donde podéis ver todos los productos y, si estáis lejos de Jávea y no os podéis acercar para que os hagan el estudio dermofacial, también tienen una sección de consultas de belleza online, en este enlace.

¡Contadme! ¿Cómo os cuidáis vosotras? ¿Qué tal vuestro verano? ¿Ha sido muy dura la vuelta?

¡Besos y feliz semana!

 

 

  1. Hola Sandra!!!! Desde hace bastante tiempo (5 años, creo) son fan de la cosmética coreana y todos los días, por la noche, hago el ritual de la doble limpieza,… Me encanta, como bien dices, un ratito para mi, después del estrés del día.
    Me gusta verte/leerte tan animada.
    Cuídate,
    Ruth
    P.D Soy la chica/mujer del Ave jajajaja

    1. Hola Ruth!!!
      Ya sé quien eres 🙂 echo de menos nuestros viajes en el vagón del silencio.
      Esos momentos de rutina para nosotras solas son lo mejor, ¿verdad?
      Mil gracias por tu mensaje.
      Un beso enorme,

      Sandra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡No te pierdas nada! Suscríbete a la newsletter

Para que te enteres de todo antes que nadie, para que no te pierdas cosas que te gustaría encontrar, para llevarte sorpresas, ideas y sonrisas… para ti