Tejiendo un cuento… El hada y el sapo

Para creer en las hadas y en la magia da igual tener 5 años o 50.

Cuando tienes 5 años, el hada es esa persona mágica que, con una varita, concede todos tus deseos y puede convertir una calabaza en un carruaje. Pero, cuando eres un poco más mayor, el hada es esa persona que te saluda por la mañana con una sonrisa y te sujeta la puerta para que puedas salir cargada con todas tus bolsas, o esa amiga que, cuando estás triste por algo, te invita a tomar un café y te dice “no estés triste, echa un vistazo a tu alrededor y seguro que encuentras más de un motivo para transformar esa tristeza en alegría”.

Y, lo mejor de todo, es que tú misma puedes ser el hada madrina de otra persona.

Esta es la base de nuestro segundo cuento del proyecto #tejiendouncuento la magia, que está en todas partes  (un atardecer frente al mar o un simple ramo de flores) y la hadas (que puedes ser tú misma porque, para ser hada no se necesita una varita mágica, basta con hacer el bien).

Así que, ya sabéis, hay que creer en la magia porque si no crees en la magia … nunca la encontrarás.

Os dejamos con el segundo de los cuentos … El Hada y el Sapo

FB_IMG_1446415973214

Dicen que las hadas no existen y no es cierto…

Lo que ocurre es que todavía hay mucha gente que no las ha descubierto…

Hadas 1

Si cierras los ojos, puedes verlas…

Sólo hay que mirar como miran los niños

FB_IMG_1446415903693FB_IMG_1446415897170

Siempre se escapan, pero una de ellas quedó atrapada en la historia que te voy a contar…

FB_IMG_1446415943877 FB_IMG_1446415938117

Cuenta la leyenda que había un hada triste…

Porque tenía poder para cumplir los deseos de los demás pero no los propios

FB_IMG_1446415932575

Todas le decían que mirase a su alrededor y encontraría motivo para estar alegre…

Pero… sólo vio un sapo verde…

FB_IMG_1446415921770 FB_IMG_1446415915250

Su amiga, que sabía que ella no podría concederse a sí misma un deseo pensó… que ella podría concedérselo

Así que todas las hadas salieron juntas a buscar la alegría que se le había perdido al hada azul

FB_IMG_1446415883825

Pero volvieron a encontrarse con el sapo…

Una de ellas le lanzó un beso y entonces aquél animalito se convirtió en príncipe

FB_IMG_1446415955290

El hada colgó sus alas y fueron felices para siempre

FB_IMG_1446416045714

Y teje que te teje este cuento se ha acabado. Estad atentas que dentro de nada empieza el siguiente…

FB_IMG_1446416023194

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡No te pierdas nada! Suscríbete a la newsletter

Para que te enteres de todo antes que nadie, para que no te pierdas cosas que te gustaría encontrar, para llevarte sorpresas, ideas y sonrisas… para ti