Tejiendo fantasías (segunda parte)

"La locura es el estado en que la felicidad deja de ser inalcanzable"

(Alicia en el País de las Maravillas)

Hoy os traigo la segunda parte de #tejiendofantasias que empecé a contaros la semana pasada. ¿Qué es la vida sin ese punto de locura que tan bien nos viene de vez en cuando?

Cuando eres niño vives en un mundo continuo de fantasía, un mundo maravilloso donde la cama es un trampolín para saltar, la bañera un gran océano y el pasillo de casa una pista de carreras. Pero conforme vas creciendo dejas atrás esos mundos para entrar en otro un pelín más complicado, o quizás somos nosotros quienes nos lo complicamos sin darnos cuenta, y donde hay de todo, alegrías y tristezas, tormentas y arcoiris, ilusiones y decepciones.

Y yo me pregunto, ¿porqué no volver a recuperar la fantasía e ilusión de cuando éramos pequeños? Seguro que así aprendemos a relativizar las cosas, a reírnos y a disfrutar más de la vida.

¡Yo quiero vivir aventuras y bailar en lugar de andar! ¿y vosotros?

Os dejo con la segunda parte de mis fantasías:

           Una pipa y un bigote, una nariz y un sombrero,

eso es lo único que necesito.

Y ya solo me falta una cosa: mi imaginación

¡Para divertirme siempre que quiera!

  

Muñecos que cobran vida cuando menos te lo esperas

Se levantan por la noche cuando estas durmiendo y cuidan de tus sueños

Un ángel rebelde que siempre me acompaña:

Dame alas para llegar al azul del cielo

Para escuchar el son del mar

Para volar hacia mis sueños

¡Y hacerlos realidad!

Siempre quise tener un perro al que querer, y una ciudad en la que vivir, para pasear con un gran sombrero…

Y él delante mío en el camino, olisqueando los cruasanes y dándome todo su cariño

Yo de mayor quiero vivir en París, llevar sombrero y tener un perro que hable

Un arco, una flecha y una manzana

Dispara muy alto

Lo siguiente es siempre mejor si te lo propones

¡Bailar con mamá!

En mi casa los mejores cuadros no están colgados en las paredes, sino en la puerta de la nevera, y alguno que otro pintado en la pared por una artista anónima…

Los armarios son nuestro escondido secreto y la bañera un océano inmenso…

Los viernes cenar pizza y bailar en la cocina es lo mejor del mundo…

En mi casa un mal dia se arregla con un beso y un abrazo, y una sonrisa que te roba el corazón aparece siempre en el momento menos pensado…

¡¡Feliz finde!!

 

  1. Me encanta tu blog, las fotos, las niñas y sobre todo lo que transmites al leerlo. Gracias por compartirlo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡No te pierdas nada! Suscríbete a la newsletter

Para que te enteres de todo antes que nadie, para que no te pierdas cosas que te gustaría encontrar, para llevarte sorpresas, ideas y sonrisas… para ti