¿Queréis tejer una corona para una princesa del siglo XXI? Os dejo el patrón

 Creemos que nuca seremos capaces de cambiar la historia,
pero si que podemos, y lo hacemos cada día.
Así son las princesas del siglo XXI,
valientes, decididas y... desapercibidas

(Poleomenta)


Yo no quiero ser princesa de un cuento de hadas, no quiero un príncipe azul ni vivir en un castillo. Quiero ser princesa de mi propia vida, tener la cabeza en las estrellas y el corazón en la tierra, vivir en las nubes y volar pegada al suelo.

Nuestras princesas son fuertes, decididas y luchadoras, con unos valores firmes en la cabeza y un sueño en el corazón. En ocasiones nadie se da cuenta de que están allí, pero son increíbles. Se dan completamente a los demás, y muchas veces llegan al punto en que pasan a ser la piedra angular de nuestras vidas. Mi madre fue una reina para mi, y ahora mis hijas son princesas que, en su momento, sabrán dar el amor que yo les doy al mundo, y harán de éste un sitio mejor.

Porque no es lo material lo realmente importante, sino un abrazo, una caricia, una sonrisa, y el sentimiento de alegría que nos mejoran el día sin esperarlo, y hacen parecer el resto de cosas nimiedades.

Hoy os traigo un patrón diferente, una corona, para nosotras o para ellas, tejida con uno de mis algodones favoritos, Comète de Cheval Blanc, un algodón con un poco de brillo ideal para el verano. Lo podéis encontrar aquí. Yo lo tejo con un ganchillo del número 3. Aquí tenéis el patrón que es suuuuper fácil:

  • Hacer 114 cadenetas. Podéis aumentar o disminuir el número en función del diámetro de la cabeza. Os recomiendo que la probéis sobre la cabeza de la niña o sobre la vuestra.
  • 1ª pasada: dos cadenetas de altura y punto alto en todas las cadenetas de la base.
  • 2ª pasada: dos cadenetas de altura y punto alto en todos los puntos.
  • 3ª pasada: 2 cadenetas de altura, [dos puntos altos, dos puntos altos dobles, dos cadenetas, dos puntos altos dobles, dos puntos altos] todo en el mismo punto, dejar dos puntos sin tejer y enganchar en el tercer punto con un punto raso la onda. Repetir esa secuencia hasta el final.

Para atarla he hecho un cordoncillo con el mismo algodón atado doble, ¿sabéis hacer cordoncillos? Si no sabéis un día os enseño en un vídeo.

Una vez hecha la almidoné para que quedara más dura con almidón de nylon que podéis encontrar en Mercadona. Es muy fácil de utilizar, sólo tenéis que poner un poco de agua en un recipiente, un tapón de almidón, meter la corona dentro y dejarla a remojo una media hora. Luego la extendéis bien sobre un trapo en horizontal para que se seque y, cuando esté seca, la plancháis.

¡Et volià! aquí tenéis vuestra corona para princesas del siglo XXI.

 

 

¡Feliz finde y feliz día de la madre princesas!


    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡No te pierdas nada! Suscríbete a la newsletter

Para que te enteres de todo antes que nadie, para que no te pierdas cosas que te gustaría encontrar, para llevarte sorpresas, ideas y sonrisas… para ti