Nuevos proyectos, nuevas ilusiones

"Nunca desistas de tus sueños. Sigue las señales. Cuando deseas alguna cosa, todo el universo conspira para que puedas realizarla" (El Alquimista. Paulo Coelho)

Y un día, sin apenas darte cuenta, te vas sintiendo un poco mejor, no plenamente feliz, pero sí más segura de ti misma, menos triste y con más ilusión. Y es así como empiezas a reconstruir tus ruinas, paso a paso, despidiéndote del pasado, viviendo el presente y cerrando heridas. Las lágrimas nunca desaparecen del todo, ni tampoco el miedo, porque eso es la vida, pero aprendes que, después de la tormenta, siempre sale el sol.

No importa las veces que te rompas ni tampoco el tiempo que tardes en curarte, lo importante es que te vuelvas a reconstruir, porque todos tenemos nuestros tiempos, y nunca son iguales. Es como tejer, hay que hacer y deshacer un millón de veces, y eso no es equivocarse, es aprender en el camino y crecer.

Así es, más o menos, como me siento yo ahora, y digo más o menos porque la vida no es plana ni aburrida, sino que se parece más a una montaña rusa, llena de subidas y bajadas, de un montón de emociones que tenemos que aprender a gestionar, yo la primera.

Mis dos últimos años han sido bastantes movidos, tanto como la más grande de las montañas rusas, pasando desde una separación muy dolorosa hasta un ERE en la empresa en la que trabajo, y con la ilusión de mi proyecto personal que es Poleomenta, y que ha sido posible gracias a vosotros.

Creo firmemente que las casualidades no existen, que todo pasa por y para algo, y que si deseas un sueño con toda tu alma se acaba cumpliendo. Cuando hace ya varios años volví a coger las agujas, recordando lo que mi abuela me enseño de pequeña, y abrí este blog y las redes sociales de Poleomenta, ¡yo que nunca había tenido Facebook ni Instragam!, no podía imaginar que mi pasión se acabaría convirtiendo en mi medio de vida.

Los cambios dan miedo, mucho miedo, porque implican salir de tu zona de confort, de lo conocido, de lo que se supone te da seguridad, lanzarte al vacío y cruzar los dedos para que todo vaya bien.

Salir de forma voluntaria es de valientes pero, a veces, es la propia vida la que te despierta de golpe y obliga a salir de esa zona de confort en la que estás porque estás cómoda, pero que no te hace feliz. Eso fue lo que me paso a mi con la separación y luego con el ERE, y ahí empezó mi despertar, conocerme a mi misma, aprender a pararme, a pensar qué quiero hacer, a planificar mi vida proyectando y visualizando lo que quiero, y a vivir y disfrutar del presente.

Y, ¿porque os cuento todo esto, os preguntaréis? Porque necesito vuestra ayuda para que me contéis qué os apetece ver y leer por aquí, así que os quiero pedir que, por favor, rellenéis este CUESTIONARIO.

El ERE me afectó, aunque no fue totalmente, se cerró una puerta pero, al mismo tiempo, se abrió una ventana, un puesto como abogado para llevar temas más técnicos, y que me gustan mucho más, con una jornada de 4 horas… el empujón definitivo para dedicarme a lo que más me llena, Poleomenta.

Y os confieso que, aunque tengo mucha ilusión, también tengo miedo, porque depende sólo de mi, y asusta un poco, pero también pienso que tener miedo es bueno siempre que no te paralice, porque te ayuda a moverte, primero un paso y luego otro, y así vas cogiendo impulso hasta llegar a la meta que te has propuesto.

Creo que todas las personas tenemos un parte creativa que nos llena, algo que nos ayuda a gestionar el estrés y la ansiedad y a ser quien realmente somos, a encontrar nuestra misión de vida. Y es que muchas veces, cuando nos casamos y tenemos hijos, nos olvidamos de nosotras mismas, no tenemos tiempo para hacer lo que nos gusta y lo que impulsa nuestra creatividad.

Así que este año (escolar), empieza para mi una nueva aventura con Poleomenta, un reto con muchos proyectos en mente: lanzar la shop, seguir tejiendo, hacer packs para que tejáis vosotras, videos con tutoriales, knitting parties, historias de superación y motivación, mucha inspiración… y ¡alguna que otra cosa más!

Así que soy toda oídos, CONTADME AQUÍ todo lo que os apetecería ver y oir.

¡Besos, feliz semana y gracias por estar siempre al otro lado y por ayudarme!

 

  1. Me encanta tu blog, tu trabajo y tu personalidad, mi nombre es Anabel y tambien llevo varios años tejiendo y dando clase de crochet y quiero ir un poco mas alla y lanzar mi blog se llamara mis pequeñas gotas de miel , pues asi como considero mis prendas..pequeñas gotas de miel.
    Darte las gracias por tu trabajo tus ideas y tus palabras.

    1. ¡Hola Anabel!

      Muchas gracias a ti por tus palabras, sois vosotras las que siempre me animáis a seguir. Te deseo muchísima suerte con tu proyecto.

      Un beso enorme,

      Sandra

  2. Hola Sandra!
    Yo soy Victoria, una “seguidora instagramer” tuya.
    Me encantan tus publicaciones y sobretodo, lo que tejes. Yo tuve una tienda de ropa de bebés y por aquel entonces solo encontré señoras “mayores”, entiéndeme, para que tejieran lo que por mi cabeza rondaba, que pena no haberte descubierto antes.
    Aprender a tejer es una asignatura que tengo pendiente, así que, ánimo con tus proyectos, que he leído algo de tutoriales, me lo apunto.
    Un saludo
    Victoria

    1. ¡Hola Victoria!

      Muchísimas gracias por tus palabras. No sabes como me alegran vuestros comentarios que son los que, al final, me animan siembre a seguir. Y qué pena que ya no tengas la tienda.

      Un beso enorme,

      Sandra

  3. Querida amiga Sandra:
    Me ha emocionado leerte pero estoy contenta porque, por primera vez desde hace mucho, te he percibido ilusionada y serena. Las dos hemos hablado muchas veces y las dos sabemos que es necesario tener ilusiones para seguir tirando de este carro que es la vida, llena de sorpresas y, a menudo, sinsabores que nos trae de golpe y casi siempre sin avisar. Pero hay que ir dejándolos atrás para dejar paso a todo lo bueno que nos queda por vivir, que es mucho.
    Estoy segura de que te va a ir genial, tanto en tu vida personal como en este gran sueño tuyo que es Poleomenta y que es lo que te representa a la perfección. Eres creativa, y, aunque sensible, muy muy fuerte.
    Te deseo lo mejor ❤️❤️

    1. Queria amiga Araceli,

      ¡Me has emocionado! y hecho saltar alguna lagrimilla. Cuántos años… ¿verdad? ¡y cuántas historias!. Y sí, tienes razón, creo que por primera vez en mucho tiempo estoy en paz, que ya es mucho. Sabes que siempre me ha encantado como escribes, y tus fotos, así que tenemos que hacer algo juntas. ¿Cuándo nos vemos?. Un beso gigante,

      Sandra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡No te pierdas nada! Suscríbete a la newsletter

Para que te enteres de todo antes que nadie, para que no te pierdas cosas que te gustaría encontrar, para llevarte sorpresas, ideas y sonrisas… para ti