Lo que de verdad importa

Llevo tiempo queriendo escribir este post pero, por algún motivo, me resistía a hacerlo, dándole vueltas a si era abrir demasiado mi corazón, y no estaba segura de querer (o de poder) hacerlo. Después vi una publicación de mi querida amiga Rosana en su perfil de Instagram, en la que hablaba de la enfermedad de Lyme que sufre desde hace algún tiempo, y donde decía que al final se trata de compartir, de ayudar y de animar a las personas que están en una situación parecida a la tuya.

Y esto me abrió los ojos (y el corazón) y pensé que, si con este post, puedo tan solo ayudar a una persona, ya habrá merecido la pena escribirlo.

Hay momentos en que la vida “te despierta” y normalmente no suele hacerlo de forma cariñosa sino, más bien, con un tortazo.  Puede ser una enfermedad, la perdida de un ser querido, una ruptura, un despido, etc… En mi caso fue la ruptura de mi matrimonio después de estar media vida juntos y, por lo tanto, de la familia que había formado y con la que soñaba desde que era pequeña. Cuando esto te sucede surgen en ti un montón de dudas, miedos e inseguridades y no sabes si podrás rehacer tu vida. Es como si, de la noche a la mañana, el mundo se te cayera encima. Y entonces tienes dos opciones: hundirte o levantarte de nuevo y luchar que, aunque cueste, siempre es la mejor decisión.

En este “despertar” a la vida tuve la suerte de conocer, gracias a Rosana, la Fundación Lo que de Verdad Importa y a su fundadora María Franco. Como ella dice, “¿porque tienes que darte cuenta de lo que de verdad importa cuando la vida te golpea?”, y es cierto, porque muchas veces necesitamos ese golpe o sacudida para darnos cuenta. Eso fue lo que se planteó también Nick Forstmann, durante el último año de su vida cuando le diagnosticaron un cáncer, y lo que hizo fue convertir sus respuestas en un libro titulado What Really Matters, cuyo mensaje sigue inspirando a miles de personas, y fue la inspiración para que María decidiera crear la Fundación.

Hace unas semanas me invitaron a un desayuno en el taller de Sally Hambleton… ¡que no puede ser más bonito! os dejo algunas fotos para que lo veáis. Maria nos contó como nació la Fundación y los valores que quieren transmitir a los jóvenes con los congresos que organizan por todo el mundo.

¡Además tuve la suerte de que me nombraran embajadora de Lo Que de Verdad Importa!

Unas semanas más tarde, como embajadora de la Fundación, tuve la suerte de asistir al Congreso que organizaron en Valencia, y os tengo que decir que fue un subidón emocional que vale la pena vivir. Me pasé prácticamente todo el Congreso llorando y replanteándome cómo estaba enfocando mi vida y si, realmente, estaba dando importancia a las cosas que lo merecen. Desde luego, cambió completamente el enfoque de mi vida… ¡y lo hizo para mejor!

Los ponentes del Congreso fueron Lary León, Alfonso de Luján y Lucía Lantero, ¡unos cracks!. Os dejo algunas de las conclusiones que me llevé del Congreso y que espero que os puedan ayudar a vosotros también. Os animo a que vayáis a alguno de los que organiza la Fundación porque no os arrepentiréis, ya veréis como hay un antes y un después.

Somos irrepetibles y únicos. Hay muchas formas de hacer las cosas, pero siempre que las hagas con pasión y con el corazón, estarán bien hechas. La necesidad, la falta de algo, es lo que te empuja, es lo que mueve el mundo. Muy pocas cosas en la vida son imposibles, si nos las proponemos lo conseguimos y, si no lo hacemos, es porque por el camino encontramos algo que es mejor para nosotros… ¡lo importante es la actitud!. Siempre, siempre, agradece lo que tienes. ¡SONRÍE! la sonrisa es magia.

Da igual cuantas veces te caigas, lo importante es levantarse. La felicidad no depende del éxito, lo más importante es que lo más importante realmente sea lo más importante. Si los conocimientos y las habilidades suman, la actitud multiplica. Todo en la vida empieza con miedo… ¡y EL QUE NO ARRIESGA NO GANA!

Es el amor lo que nos mueve, y tiene más energía que la energía nuclear. Querer es poder. ¿De dónde nace el querer? de tomar consciencia de las cosas. Somos como una escultura, todos sabemos el objetivo físico que queremos, pero pasamos muy poco tiempo modificando nuestra consciencia, exponiéndonos a cosas que sabemos que nos van a hacer daño, pero que también nos harán crecer. El victimismo es la peor enfermedad que existe. VOLUNTAD Y GRATITUD.

Sé que este ha sido un post diferente a lo que suelo escribir habitualmente, pero tenía que escribirlo, para cerrar una puerta y abrir mil ventanas maravillosas…

¡Besos y feliz finde!

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

  1. Hola Sandra,nos conocimos en el primer taller de costura el d las bufandas.yo conocia a ELena.
    Yo tuve q irme de casa xon lo puesto y despues de dos años aun no me he rexuperado del todo.
    Me alegra tu positividad y tu forma d ver la vida….
    Me han animado tus palabras
    Gracias
    Miriam

    1. Hola Miriam!! Me acuerdo de ti. Eres muy fuerte, ya verás como salimos de esta y lo que nos espera es mucho mejor.

      Un beso grande,

      Sandra

  2. ¡Hola Sandra! Qué post más bonito, yo también estoy en un momento de cambio, a mi el tortazo me vino por la pérdida de un bebé, y pasas del victimismo y del qué mal por qué a mí, a empezar a sentirte mejor. Aunque cuesta lo suyo. ¿Cómo despertaste tan rápido? ¿cuándo te hizo click?

    1. Hola Vanessa! Yo también perdí un bebé hace unos años, así que te entiendo perfectamente. Mis hijos me han ayudado a despertar y hacer click y también mi amiga Rosana.

      Un beso enorme,

      Sandra

  3. Que post mas bonito y motivador!! Me ha encantado leerte!! Y sobre todo saber que esas ventanas ya se estan abriendo de par en par!! Un besote y a por todas !!!

  4. Buenas noches, me he sentido tan identificada con estas palabras que salen del corazón. Mil gracias por compartir, ha sido un regalo.
    Como puedo asistir alguna charla, conferencia…?

    1. Hola Eva! Cuanto me alegro de que te haya gustado. Descárgate la app de la Fundación, ahí te puedes apuntar a los congresos que organizan.

      Besos.

      Sandra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡No te pierdas nada! Suscríbete a la newsletter

Para que te enteres de todo antes que nadie, para que no te pierdas cosas que te gustaría encontrar, para llevarte sorpresas, ideas y sonrisas… para ti