La vida son personas

La semana pasada, en este post, os hablaba de Peter Petrelli y os contaba que este último año él ha sido una de las personas con las que más he hablado y me ha ayudado a superar mis miedos, a conocerme y entenderme un poco más, para seguir creciendo como persona.

Le pedí que escribiera de vez en cuando en el blog porque estoy segura que sus textos podrán ayudar a más de una persona, como lo hacen conmigo.

Ya sabréis a estas alturas, si habéis visto la serie Héroes, que Peter Petrelli es un alias porque él prefiere mantenerse en el anonimato :). Y, ¿porqué Peter Petrelli? porque Peter Petrelli tiene el poder de absorber los poderes de otras personas, y el suyo en concreto es el de absorber los sentimientos de los demás, de tal forma que los hace suyos para así poder ayudarles.

Os dejo el primer texto que me ha enviado y que a mí, personalmente, me ha hecho pensar mucho mucho:

“Hoy estás aquí, ahora, y mirando atrás seguramente recuerdas esos momentos donde crees que eras feliz, los buenos momentos, pero realmente son solo recuerdos de esos momentos. Mirando atrás, haciendo un poco más de esfuerzo, también recuerdas esos malos momentos, donde crees que lo pasaste mal, donde sufriste.

Pero hoy estás aquí. Y eres lo que eres gracias a esos momentos, los buenos y los malos. Y hoy estas aquí, habiendo aprendido algo más, eres un poco más fuerte y un poco mas sabia, pero no te das cuenta.

Hace casi veinte años un amigo “sabio” me enseñó que la vida son personas, y se quedó grabado en mi cabeza. Lo mejor y lo peor que nos pasa en esta vida tiene que ver con alguien, esta relacionado con alguien, lo hemos vivido con alguien y nos lo ha hecho sentir alguien. Piénsalo. Incluso tus éxitos personales los has compartido con alguien y fueron más o menos relevantes gracias a alguien. ¿A qué es verdad?.

Las personas que te cruzas en la vida son lo más importante que te va a pasar en la vida, ya te hablaré mas adelante sobre como gestionar eso de las personas, pero quédate con la idea de que ahora mismo, seguramente, hay al menos una persona (o dos, o tres…) que son muy importantes en tu vida, incluso aunque ellos no lo sepan.

Seguramente esa persona tan especial, tan importante y por la que te sientes tan agradecida de que esté en tu vida, ahora mismo lo es porque ha estado ahí en un mal momento, o quizás la has conocido como consecuencia de ese mal momento sin el cual nunca habría aparecido, o con la que nunca habrías conectado. Las mejores personas que tienes a tu lado lo son porque lo has pasado mal y han estado ahí, a tu lado, de alguna manera.

Y ya nunca querrías que se fueran, que desaparecieran de tu vida ni que dejaran de darte su luz, aunque a estas alturas ya sabemos que eso no se puede asegurar.

¿Tienes a esa persona o personas en la cabeza?

Quizás es alguien con quien te cruzabas a diario y ahora es un amigo por el que lo darías todo, quizás es tu pareja que te ha sorprendido después de tantos años, quizás tu amiga de toda la vida que te ha demostrado que lo era de verdad, quizás ese nuevo amor al que nunca le habrías abierto la puerta, quizás ese familiar que sentías lejos o ese hijo o hija que de repente es un maestro. Pues bien, eso que tienes es quizás lo más valioso que puedas tener y lo es gracias a ese mal momento que crees que pasaste. Digo que crees que lo pasaste porque yo lo veo como una oportunidad. Sí, ya sé que no paran de decirnos que hay que afrontar los problemas como retos y oportunidades, pero yo no hablo ahora de eso. Lo que quiero es que te des cuenta de una vez de las cosas buenas que YA tienes gracias a eso por lo que pasaste. ¿Lo ves? Ojalá pudiera hablar contigo y escuchar tu historia para ayudarte a poner en valor esas personas que tienes ahora, y que veas que es ahí donde hay que poner foco, porque ellos nos ven, quieren ayudarnos, pero nosotros seguimos encerrados en nuestro problema, decidiendo sufrir una vez pasó el dolor y los oimos pero no los escuchamos.

Todo pasa, todo. A veces estamos arriba, a veces abajo. A veces todo va muy deprisa y a veces nunca acaba. A veces somos capaces de cualquier cosa y otras no podemos levantarnos. Pero párate, respira y acuérdate que todo pasa, todo. Dá igual lo grave que creas que es, todo pasa, aprenderás a vivir con ello y siempre aparecerá alguien.

Así que si ahora crees que lo estas pasando mal, piensa al menos durante un momento que algo muy bueno te espera mas adelante, o mejor dicho, alguien aparecerá y te dará luz. De ti depende dejarles entrar o dejar que se vayan, pero tranquila, siempre aparece alguien. Recuerda que la vida son personas y que todo pasa.”

¿Qué os ha parecido? A mi se me saltó una lagrimilla cuando lo leí la primera vez, porque sé que tiene mucha razón y que, a veces, estamos tan encerrados en nuestro problema, que no vemos la luz que hay ahí fuera y que nos están dando las personas de nuestro alrededor.

¿Os gustaría que siguiera publicando sus textos en el blog?

¡Besos y feliz finde!

  1. Precioso Sandra
    Muchas gracias por compartirlo….
    Saludos

  2. Que bellas palabras Sandra
    Muchas gracias por compartirlo….
    Saludos

  3. Me encantaría poder seguir leyendo sus palabras.
    A mi tambien se me ha escapado la lagrimilla
    …….cuanta razón.

    1. ¡Me alegro de que te guste Carolina!

      Y sí, le diré que me siga mandando textos y os los publicaré.

      Un beso grande,

      Sandra

  4. Me gusta y me ayuda leerlo. Cuando nos ocurren cosas que no queremos focalizamos nuestra atención en ello, en lugar de centrarnos en lo que tenemos delante, en lo que de verdad importa aquí y ahora. Con mucha paciencia y amor se supera “casi” todo y atraes lo bueno que está por llegar.
    Gracias por tu sensibilidad.

    1. ¡Gracias a ti por tus palabras Isabel! Lo que me has dicho es precioso y, además, tienes mucha razón.

      Un beso enorme,

      Sandra

  5. Precioso
    Mucha verdad
    No conocía a este hombre
    Sigue compartiendo
    Gracias!!!

  6. Hola Sandra.
    Sí que hace pensar. Yo todavía estoy superando los malos momentos, que se me van juntando desde hace un par de años. Hace un tiempo pasaba por un bache y conocí, sin querer, a una persona, que para mi lo fue todo pero para él, yo no fui nada. Y en lugar de ser mi luz, fue la sombra que hizo más hondo mi agujero. Y aquí estoy, intentando olvidarlo y salir de la oscuridad.
    Tengo a mis amigas, que me están ayudando y a mi familia.. Y a día de hoy, no estoy preparada para encontrarme con esa persona que sea mi luz.

    Gracias por compartir tu experiencia
    Un saludo
    Ana

    1. ¡Hola Ana!

      Cuanto siento que lo estés pasando mal pero, como dice mi post, todo pasa, y te aseguro que vas a encontrar en el camino a muchas personas con luz, solo tienes que confiar, aunque a veces cueste.

      Te mando un beso y un abrazo enorme,

      Sandra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡No te pierdas nada! Suscríbete a la newsletter

Para que te enteres de todo antes que nadie, para que no te pierdas cosas que te gustaría encontrar, para llevarte sorpresas, ideas y sonrisas… para ti