5 cosas que me gusta hacer en Jávea

Jávea es mi refugio, y no sólo en verano, sino durante todo el año. Vengo aquí desde que nací, y es un pueblo que me encanta y me da mucha paz, incluso en días de lluvia, como hoy, me gustar sentarme en la terraza y escuchar el sonido de la lluvia o ir al mar y simplemente ver llover.

Mi madre siempre me ha dicho que el mar todo lo cura”, así que los bañitos son necesarios, casi como una medicina. Además, tenemos la suerte de poder bañarnos durante muchos meses al año.

Alguna vez me habéis preguntado recomendaciones de sitios dónde ir y cosas para hacer, así que hoy os cuento las 5 cosas sencillas que me gusta mucho hacer en Jávea, y que os recomiendo:

1. Aparca el coche y ve en bici a todas partes. Hay un carril bici estupendo y, salvo que quieras subir a la urbanización del Tosalet o ir a alguna cala que esté un poco más lejos, no lo necesitas para nada. Este año yo me he comprado una bici nueva. Ale ha crecido mucho y la suya le estaba pequeña, así que la mía ha pasado a Celia y la de Celia a Ale. Os la enseño a ver si os gusta.

2. Empieza el día haciendo yoga con Francesca Stutely frente al mar. Hay dos horarios, a las 8 de la mañana y a las 9:30. La clase de las 8 de la mañana es un poco más fuerte. Os dejo el enlace a su página web por si queréis consultar todo lo que hace Francesca, tiene unos retiros de yoga y meditación aquí que tienen una pinta buenísima. Es algo que yo me estoy planteando desde hace tiempo hacer, un finde de yoga solo para mi.

Empecé a hacer yoga regularmente hace un año y ya no lo puedo dejar. Antes lo había probado varias veces pero no acababa de encontrar el estilo que más me gustara. Ahora no puedo dejar de practicarlo y suelo hacerlo 4 ó 5 veces a la semana. El estilo que más me gusta en Vinyasa, porque es un estilo muy fluido, casi como un baile. Si prefieres algo más fuerte, prueba Ashtanga.

Además de encontrarte mucho mejor físicamente, el yoga me ayuda a mantenerme en el momento presente, a calmar la mente aprendiendo a respirar, y a relajarme. ¡Os recomiendo que lo probéis porque os gustará!

3. Después de yoga, ve a desayunar a la terraza de Mira Luna. Si te gusta el aguacate pídete las tostadas con atún y crema de aguacate y, si prefieres algo dulce, los pancakes y, para acompañarlo, un café con lecha de avena ¡que está riquísimo!.

4. Date un baño en la playa de la Grava en el Puerto. Siempre se ha llamado así pero, desde hace un tiempo, curiosamente se ha convertido en una playa mitad de arena mitad de grava. Es perfecta para ir con niños y, durante los meses de verano, ponen una plataforma ideal para ir con ellos nadando y jugar a tirarse.

5. Termina el día viendo el atardecer en el Portitxol y tomando un cocktail en Cala Clemence. Mis favoritos son el margarita y el Moscow mule.

Ahora toca ponerse las pilas para la vuelta al cole que, por un lado, da pena y cierto sentimiento de melancolía pero, por otro, ilusiona por todos los retos y nuevos proyectos que plantea, y que os cuento en breve. ¿Os pasa a vosotros también? ¿Qué planes tenéis para este otoño-invierno?

¡Besos y feliz semana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡No te pierdas nada! Suscríbete a la newsletter

Para que te enteres de todo antes que nadie, para que no te pierdas cosas que te gustaría encontrar, para llevarte sorpresas, ideas y sonrisas… para ti